• El empresario ya no tiene que formular un proyecto
  • Se entregarán bonos empresariales o váuchers
  • La financiación pasa de ser un subsidio a un capital inteligente
  • Trámites se reducen hasta en un 90%

 

La entidad que desde 2012 ha beneficiado a más de 20.000 empresas con incentivos tiene un nuevo modelo de servicio, más sencillo, descentralizado y más eficiente. Si usted es un empresario con un producto o modelo diferente, iNNpulsa Colombia puede ayudarle a explotar el potencial en el mercado.

¿Cómo? Con váuchers para acceder a servicios de proveedores de acuerdo a las necesidades de cada empresa. La entidad también provee asesorías, conexiones estratégicas y apalanca financiación de otras fuentes.

Hoy en día, las necesidades más frecuentes de los emprendedores colombianos son en asesorías legales, tributarias y financieras; en aceleración de negocios, acceso a nuevos mercados, propiedad intelectual y desarrollo de nuevos productos o modelos de negocio.

Además de eliminar trámites y facilitar el proceso para acceder a los beneficios, la transformación significa un modelo descentralizado para que los empresarios de las regiones tengan más acceso a los recursos que hasta ahora estaban concentrados en un 51% en Bogotá y Medellín.

Para entender de qué se trata este vuelco, hablamos con la directora de Emprendimiento e Innovación de iNNpulsa, Mary Luz Escobar:

iNNpulsa tuvo un momento de revelación. ¿Por qué?

Los empresarios que hemos beneficiado con recursos nos dicen que la plata es interesante pero necesitan también servicios y mentoría. Y los que hemos beneficiado con entrenamiento nos dicen: buenísimo, pero también necesito financiamiento. Y todos dicen: necesito ser más visible, esa es la mejor manera de ayudarnos a crecer.

¿Entonces qué cambió?

Nos dimos cuenta que no podemos tener tantas convocatorias. Eran 15 o 20 convocatorias al año, cada una de 40 páginas que los emprendedores tenían que leerse. Luego constituir una póliza, recopilar una docena de documentos adjuntos, formular un proyecto. Y muchas veces, por una fotocopia mal sacada o un error de digitación se caía el proceso. Y todo el proyecto formulado durante meses ni siquiera se veía.

Ahora el empresario no tiene que formular un proyecto. Y en los casos de financiamiento, se le podrá pedir una documentación sencilla pero únicamente después del proceso de selección. Son los prestadores de servicios quienes asumirán los trámites. Con ellos vamos a manejar los llamados váuchers, o bonos redimibles.

¿Cómo es el procedimiento ahora?

Primero: el empresario diligencia un cuestionario que nos permitirá conocerlo. Segundo: identifica con nosotros sus principales necesidades para crecer. Tercero: selecciona el mejor aliado o proveedor para los servicios que necesita. Cuarto: si requiere financiación, nos dice cuáles son sus necesidades de capital y le ayudamos a identificar las fuentes más adecuadas.

Usted ha dicho que el nuevo modelo es descentralizado…

Queremos que nuestros recursos se distribuyan mejor en las regiones. Actualmente, el 51% de los recursos del área de Innovación y Emprendimiento se concentran en Bogotá y Medellín. Con este nuevo modelo queremos hacer una distribución más equitativa y promover la participación de empresas innovadoras de todos los rincones del país, para abrirles puertas a todos los empresarios y emprendedores colombianos.

¿Y en los casos de financiamiento?

Muchos empresarios nos decían, usted me entregó 300 millones de pesos pero yo trabajé un año para iNNpulsa y no para mi empresa. Entonces no vamos a intentar sustituir al mercado. Si nosotros lo conectamos con un inversionista o con recursos de crédito, la cofinanciación deja de ser un subsidio y se convierte en un apalancador de otros recursos privados. Lo conectamos con el mercado, con el ecosistema.

En lugar de darle al empresario una plata para un momento específico, le aportamos a su sostenibilidad. Le damos un capital inteligente.

¿Qué es un capital inteligente?

Que además de la plata haya alguien que tiene experiencia en el negocio, o que tiene unas redes de clientes interesantes que pone a disposición del negocio.

Usted dice que este modelo de servicio le agrega valor al emprendimiento. ¿Cómo así?

Antes, formular un proyecto, pasar por una etapa de elegibilidad e ir a un panel de evaluación no agregaba valor. Ahora, sólo el hecho de registrarse ya significa que se hace un autodiagnóstico en el que la empresa identifica debilidades y recibe recomendaciones.

La entrevista con expertos también le genera un beneficio porque ¿cuántas veces tiene un emprendedor la oportunidad de sentarse con un inversionista, un experto en gestión de negocios y un experto sectorial a hablar de su modelo de negocio, de su producto? Y no en un pitch en el que se le da una calificación y ya, sino en una conversación fluida.

También se genera valor al hacer efectivo un bono porque el empresario ahora tiene un poder de decisión. Tiene la capacidad de decir, yo escojo a este prestador de servicio por cercanía, o por tarifa, o por valor agregado, o por reputación.

Anuncios