Este espacio lo cedemos a la columna de opinión de Iván Luna, ingeniero electrónico y cofundador de Sequoia Space, que narra su experiencia como emprendedor y deja valiosas enseñanzas.


PHP y otros costos

Por: Iván Luna*

 

Cuando nos reunimos por primera vez con unos amigos para hacer la empresa de tecnología que revolucionaría nuestras vidas, hicimos juiciosamente las tareas que toda start up “debería” hacer: buscamos una linda oficina e instalamos una distribución de Linux para escribir nuestra propia página web en HTML (Hyper Text Markup Language) y PHP (Hypertext Preprocessor).

El negocio estaba asegurado. Acababa de salir una ley que ordenaba a todos los buses intermunicipales tener dispositivos de monitoreo de velocidad electrónicos y, pues, todos eramos electrónicos, salvo Germán que era Ingeniero Industrial y que podría hacer el resto de cosas en la empresa. Además, como linea secundaria de negocio podíamos hacer páginas web, un mercado prometedor considerando que el número de estas páginas en 2005 estaba creciendo un 25% cada año.

Al cabo de un año en el que dedicamos fines de semana enteros debajo de buses intermunicipales instalando nuestros aparatos, tuvimos que cerrar nuestra empresa con valiosas lecciones aprendidas: el cardan y el chirrión de los buses no siempre quedan en el mismo sitio y, más significativa, se debe hacer un análisis un poco más detallado de los costos y tiempos relacionados con el desarrollo de un producto.

Entender que el precio de un producto lo pone el mercado y que el costo lo pone uno, me tomó varios años más, exactamente diez. Nadie me dijo que era así, yo qué culpa, aunque tampoco le pregunté a nadie, debo confesar.

El asunto es que si uno hace un buen análisis de cuánto cuestan las cosas que uno hace (no olviden poner los costos del café), puede comparar esa cifra con lo que las personas están dispuestas a pagar según el valor que perciban. Si los números son buenos, ahí si es posible que se encuentren frente a una buena oportunidad de un negocio que cambie sus vidas y mejor aún si saben escribir código en PHP.

Existen muchas técnicas para análisis de costos como el costeo ABC, costeo por absorción, costeo continuo etc. Yo no sé mucho de ninguna de ellas, en ese caso mejor pregúntenle a Germán, pero lo que sí sé, de hecho soy experto, una autoridad mundial en este asunto, es que toda start up debería aplicar por lo menos una de ellas en sus productos o ideas de productos, antes de buscar una linda oficina para arrendar.

*Publicado originalmente el 7 de agosto de 2016 en Iván Luna Blog.

 

 

Anuncios