Por: Carolina Barbosa

Con más de 800 millones de usuarios activos tener un negocio con presencia en esta red social se ha vuelto en algo casi obligatorio. Actualmente hay 15 millones de empresas registradas que usan perfiles de negocios de Instagram, y un millón de estos anuncian sus productos a través de la red social activamente cada mes. A simple vista, Instagram puede parecer una red social para compartir fotos, pero se puede convertir en la mejor herramienta de marketing para un negocio, si se sabe usar bien. Pájara Pinta y Mitú, dos emprendimientos exitosos que usan Instagram como plataforma para vender sus productos, nos comparten su experiencia y nos dan los concejos para todos podamos hacerlo bien.

Para María Paula Vargas, cofundadora de Pájara Pinta (una empresa de maletas y accesorios), es fundamental usar Instagram puesto que sus clientes utilizan esta red social a diario. Así mismo, esta emprendedora tiene claro que sus publicaciones deben mostrar, no solo el portafolio de productos sino el significado y el estilo de vida que va detrás de la marca. Según ella, el éxito de promocionar sus productos en Instagram es lograr ser muy selectivo con lo que se publica, porque en ningún caso se pueden poner fotos solo porque son lindas o atractivas. Todo lo que se suba, debe estar relacionado con la marca y con el estilo de vida que se quiere transmitir.

pauli foto
Maria Paula Vargas, cofundadora de Pájara Pinta: “Por nada del mundo se pueden subir fotos solo porque a los emprendedores les parezcan lindas, todo tiene que ir alineado con el concepto de la marca”

Así mismo, hay que tener en cuenta que aunque Instagram sea un excelente medio para generar publicidad y ventas, no puede ser el único en el que se apalanque una empresa. Por esto, se debe tener una conexión y alineación con la página web y otras redes sociales como Facebook, pues esto genera mayor confianza para los clientes. Según Maria Paula, su página de Facebook no le genera tantas ventas directas como Instagram, sin embargo, es necesario que existan más medios para que sus clientes las encuentren, por que esto hace que sus clientes piensen que es una empresa seria, y que es seguro comprar contactando por internet.

Adicionalmente uno de los consejos más contundentes que Maria Paula puede ofrecer a otros emprendedores que quieran vender productos en Instagram es hacer que en sus fotos aparezcan personas utilizando los productos. Por más linda que sea la foto de un producto, si no tiene una persona interactuando con el, no va a recibir la misma cantidad de likes. A la gente le gusta ver personas, porque se sienten identificados y les atraen más los productos.

Por otra parte, a Laura Becerra, diseñadora de la tienda online de Mitú (una empresa que hace producciones digitales como videos, series y publicidad para una audiencia latina en Estados Unidos) le favorece el uso de Instagram puesto que puede dirigir los anuncios a los clientes objetivo a los que necesita llegar, puede aumentar el número de seguidores y adicionalmente puede mostrar los productos de una forma interesante.

lau becerra
Laura Becerra, diseñadora de la tienda online de Mitú: “Una característica que nos gusta de Instagram es que los mismos clientes con sus comentarios etiquetan a otras personas que más adelante pueden convertirse en clientes nuestros”.

En Mitú la comedia juega un rol importante para fidelizar clientes y generar en ellos emoción y empatía. Muchos productos de esta empresa surgen a partir de memes y con la ayuda de los YouTubers que trabajan para ellos, nacen las ideas de las publicaciones en su red social. Es importante además que los influencers utilicen productos de Mitú en sus videos de YouTube con un link directo a la plataforma de pagos, de manera que se facilita mucho la experiencia de compra. Para Laura también es esencial que aparezcan personas utilizando los productos, de esta manera reciben muchos más likes y se genera mayor empatía.

Así mismo, una de las mejores estrategias para capturar seguidores es el giveaway, que consiste en hacer concursos o rifas de los productos, donde se le pide a los participantes como requisito para concursar que etiqueten a más contactos en una foto específica de la cuenta para que sigan a la página. La última vez que Mitú lo hizo, ganó 1000 seguidores más. Otra de sus estrategias más fuertes consiste en entregar con la compra una invitación o tarjeta divertida que invite a publicar por Instagram lo que acaba de recibir. De esta forma la empresa no solo logra que los compradores sientan mayor sentido de pertenencia hacia el producto adquirido, sino que compartan su experiencia en la red social, haciéndola más divertida, agregando mayor personalidad y estilo a la empresa, y atrayendo a sus amigos que son potenciales clientes.

Si usted tiene un emprendimiento y aún no tiene una cuenta en Instagram, puede estar dejando de ganar clientes. Con la implementación de estrategias adecuadas, esta red social puede ayudarle no solo a incrementar sus ventas si no a fortalecer la percepción de la marca que tienen sus clientes, posicionarlo en el top of mind y ampliar su segmento objetivo.

Anuncios