Por: Carolina Barbosa

Felipe Tascón, fundador y CEO de Mesfix, una plataforma web que conecta a empresas que necesitan financiación con una comunidad de personas interesadas en invertir, relata el proceso que vivió para lograr cerrar una ronda de inversión con 1,2 millones de dólares. Desde su punto de vista, lo más importante es tener unos ángeles inversionistas reconocidos que proporcionen confiabilidad para atraer a nuevas personas o empresas que quieran invertir y lograr que lo que más resalte del negocio sea el emprendedor.

Aunque el proceso para conseguir la inversión necesaria tomó 1 año, con persistencia, compromiso y trabajo duro, Mesfix logró levantar el capital necesario para concentrarse plenamente en el negocio durante el próximo año y medio. Según este emprendedor, el pitch, la estructuración del modelo de negocio, las presentaciones y todo lo relacionado a cómo mostrar su negocio ante los inversionistas es la parte más obvia y se puede lograr fácilmente basándose en empresas reconocidas del mismo sector. Lo más complicado es lograr que los fondos inviertan, porque aunque crean en el negocio, lo más importante es que crean en el emprendedor. Felipe narra que para levantar el capital en la última rueda de inversión, tuvieron que golpear puertas en más de 20 fondos por un año y se volvió casi un trabajo de tiempo completo.

Actualmente se habla de financiación inteligente, que consiste en encontrar al inversionista que no solo aporte dinero, si no que brinde conexiones, asesoría y apoyo para el emprendedor. Sin embargo, según Felipe, en Colombia es más común innovar en bienes y servicios que en finanzas y esto les limitaba la libertad de escoger el fondo de inversión que más se acomodara a sus necesidades. Al final tuvieron que concentrarse únicamente en la parte económica y en encontrar un fondo que les brindara clausulas coherentes y el dinero necesario. Así, lograron conseguir dos entidades interesadas en Mesfix: Ikon Banca de inversión e InQlab, lo cual fue bastante oportuno, puesto que contar con dos opciones diferentes hacía que no dependieran enteramente de las pautas que imponían una sola. Mesfix cerró el acuerdo con ambos fondos, teniendo en cuenta los parámetros que ofrecían los dos y tras 5 meses de negociación de los términos. Según Felipe, los diferentes fondos muchas veces intentan imponer condiciones que pueden llegar a quitarle el mando del negocio al emprenderor. Esto no puede pasar porque quien sabe del negocio y tiene la capacidad de hacerlo crecer es quien desarrolló la idea.

felipe mesfix
Felipe Tascón, CEO de Mesfix: “Los términos de negociación pueden ser muy rudos en ocasiones, me siento satisfecho con el resultado, pues fueron unos términos justos con el fondo de inversión que escogimos. Es importante que dentro de los acuerdos con el fondo de inversión quede algo de potestad por parte del emprendedor sobre los términos para mantener el negocio”.

 Lo más clave para conseguir inversión en Mesfix fue generar confianza en el negocio, especialmente porque se trata de una fintech. Según Felipe, la confianza se construyó a través de conocer personas y empresas reconocidas que se volvieron sus ángeles inversionistas. Estos ángeles respaldan a Mesfix, pues no solo les han brindado apoyo y conexiones, sino que proporcionan una imagen de confiabilidad ante terceros. Felipe le recomienda a otros emprendedores que, después de tener la idea y generar confiabilidad en su negocio, se concentren en lograr venderse como emprendedores exitosos, trabajadores e inteligentes ante los inversionista, conociendo muy bien los problemas típicos, los riesgos, y teniendo completo conocimiento del cliente entre otros aspectos básicos.

Con el nuevo capital, Mesfix se enfocara en crecimiento continuo, donde el 60% del capital irá al área comercial, el 20% a mercadeo, y el resto se invertirá en operación, desarrollo del producto y experiencia de usuario.

Para tener un emprendimiento exitoso como Mesfix y conseguir el capital necesario para crecer, se debe iniciar con una buena idea de negocio y unos ángeles inversionistas reconocidos que proporcionen confiabilidad. Posteriormente, se deben elaborar buenas presentaciones basados en modelos de negocio similares y empezar a tocar puertas en diferentes fondos. En este punto, es muy importante que el emprendedor sepa venderse a sí mismo, pues es en lo que los inversionistas están más interesados. Así mismo, la idea se debe ir formando y ajustando a los deseos de los inversionistas y hablar con los fondos a detalle para dejar claro que las clausulas deben favorecer tanto al emprendimiento como el inversionista, y no solo permitir que el inversionista imponga sus términos por aportar el capital económico.

Anuncios